lunes, 27 de febrero de 2012

Diferente


Todo el que disfruta cree que lo que importa del árbol es el fruto, cuando en realidad es la semilla. He aquí la diferencia entre los que creen y los que disfrutan. (Friedrich Wilhelm Nietzsche)
            Eric Sher - Johannesburg, Ga - South Africa

Pero el amor es otra cosa

Son los besos,
los abrazos,
la pasión primitiva,
la violenta y urgente necesidad
de sentir el cuerpo del ser amado
como parte irremediable de uno mismo.
La mirada que no miente y desnuda el alma
frente a la  nostalgia del tiempo que nos divide.
La ilusión del futuro soñado.

Algunos sin embargo piensan que son estructuras
normas sociales aprobadas
por los dogmas y morales ajenos,
créditos y cuotas,
rutinas y seguridades,
certezas inexistentes para el lenguaje del corazón.

Eligen por las culpas y los deberes
salvarse del miedo,
de la oscura locura de lo prohibido,
del cielo de las utopías,
para vivir a la luz de un amor de consumo.

Pero no saben ni sienten,
muerte fría del alma,

que el amor es otra cosa.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.